Franciscan Family discusses current challenges and causes of migration

Between 5 and 7 November, representatives from the Franciscan Family from Brazil, Guatemala, El Salvador, Mexico, and Paraguay met in Mexico City to discuss the challenges and causes of migration in the America. (En español)

La semana pasada, del 5 al 7 de Noviembre, representantes de la familia franciscana de Brasil, Guatemala, El Salvador, México y Paraguay se reunieron en la Ciudad de México para discutir los retos y las causas de la migración en las Américas, particularmente con la situación de las caravanas, la migración en Sudamérica y la movilidad de los pueblos indígenas. Al finalizar el encuentro, se hizo un reconocimiento al derecho de las personas a no migrar y a que se les garantice los derechos de los migrantes en los países de origen, tránsito y destino. Pueden consultar el llamado y las recomendaciones finales del encuentro en la siguiente declaración


Nosotros, los representantes de las instituciones y organizaciones de diversos países de Latinoamérica que participaron en el taller de migración, organizado por Franciscans International y;

Considerando las causales que dan como efecto la movilidad humana en nuestro continente;

Motivados por la exhortación del papa Francisco a acoger, proteger, promover e integrar a los hermanos y hermanas que migran;

Reconociendo el carácter fundacional de la Familia Franciscana en el cuidado de la creación, desarrollo humano y la promoción de la justicia;

Tomando en cuenta la situación actual de migración, como las caravanas centroamericanas y la migración en Sudamérica, así como la migración de grupos indígenas dentro y fuera de sus territorios, que afectan principalmente a los grupos en situación de vulnerabilidad como: mujeres, niñez, adolescencia, comunidad LGBT, personas con discapacidad, entre otros;

Preocupados por la criminalización y persecución del trabajo de los defensores de los derechos de los migrantes;

Hemos identificado las siguientes causas:

  • La pobreza y extrema pobreza que viven las poblaciones;
  • El efecto de políticas de gobierno que limitan el derecho a migrar;
  • La corrupción como factor que coopta las instituciones públicas y privadas;
  • La deficiencia de las políticas estatales en atender las necesidades de la población de forma más integral para el pleno goce de los derechos humanos;
  • El aumento de mega proyectos que derivan en el desplazamiento forzado interno e internacional;
  • La agudización de la violencia y la inseguridad.

Por ello:

Demandamos a los Estados que generen las medidas necesarias para garantizar el derecho que tienen las personas a no migrar y a quedarse en sus países de origen;

Demandamos, además:

Que los países de transito y destino proporcionen las medidas necesarias para proteger y garantizar los derechos humanos de los migrantes;

Que se garantice la protección de los defensores de derechos humanos;

Que se analice el fenómeno de la migración con una perspectiva de género;

Que se fomente el trabajo en red de la familia franciscana, interreligioso y ecuménico, con la sociedad civil en general, financiadoras y organizaciones internacionales;

Que se desarrollen procesos de sensibilización y formación de la sociedad para erradicar los patrones de xenofobia;

Que se fomenten proyectos que promueven la sociedad civil para la defensoría de los derechos de los migrantes, acogida, acompañamiento, formación y seguimiento, sin olvidar que el Estado debería ser el garante y responsable principal de estas acciones;

Que se utilizen en la medida de lo posible mecanismos internacionales para la promoción, visibilización y protección de derechos humanos.

 

Photo Credit: © Gustave Deghilage